Ella

miércoles, 10 de abril de 2013

Ella era feliz, triste, solitaria, amigable, dulce y amarga, le gustaba
escribir, amaba escribir, sentir como las letras rosaban sus dedos al
teclear, el sonido del teclado, o mejor aún, de la máquina de escribir… Ella
era hermosa a su manera, no era igual a todas y lo sabía, no le gustaba lo
mismo que al resto, en vez de una fiesta siempre prefería estar en su
cuarto con un café muy dulce y algo para escribir… o para leer. Una gran
amante de los sueños perdidos y plasmados en papel, tanta hambre de
ideas, tantos sueños en palabras… Se enamoró como una tonta, como una
loca, se enamoró tanto que sus palabras favoritas dejaron de salir de un
lápiz y empezaron a salir de la boca de la persona que tanto amaba… Pero
era imposible estar junto a su amor, lo único que le quedaba era plasmarlo
en lo que amaba tanto o igual… Las letras… Y aquí está, tan feliz, tan
triste, tan solitaria, tan amigable, tan dulce y tan amarga…

2 comentarios: